Entradas

Recupera el pelo de tus entradas con el microinjerto capilar

This post was originally published on this site

Recupera el pelo de tus entradas con el microinjerto capilar

El microinjerto capilar es una de las intervenciones de cirugía estética más demandadas por los hombres. Esto tiene todo el sentido teniendo en cuenta que el 40% de la población masculina sufre algún grado de alopecia. Este alto porcentaje explica la gran cantidad de hombres que acuden a clínicas de cirugía estética con el objetivo de recuperar el pelo de las entradas o de cualquier otra zona de la cabeza gracias al microinjerto capilar.

Las primeras manifestaciones de la alopecia suelen afectar a las primeras líneas del cabello -las conocidas entradas- o a la zona de la coronilla pero gracias a la técnica FUE podemos recuperar la densidad de cabello perdido en intervención muy segura y con una alta tasa de éxito. No existe, además, una edad establecida para esta cirugía, aunque sí se recomienda hacerlo a partir de los 25 años ya que es cuando el patrón genético se ha establecido.

Cuáles son las causas de la alopecia

Las causas que desencadenan la calvicie son diversas. La predisposición genética, de carácter hereditario, junto con el aspecto hormonal son el origen del 90 % de los casos (alopecia androgenética o calvicie común). Pero también puede deberse a otro tipo de factores como el estrés, quemaduras, algunas enfermedades infecciosas, hormonales, cambios durante el posparto, la toma de determinados medicamentos, etc.

Existen muchos mitos sobre las causas de la alopecia, como la frecuencia de lavados, el tipo de champú, el uso de sombreros, la mala circulación o la seborrea. Estas son teorías irreales utilizadas para justificar el origen del proceso.

El fenómeno más común es el de la miniaturización del folículo piloso, que hace que el pelo sea cada vez más fino, crezca más lentamente, más claro de color y de menor e inferior calidad. Llega un momento en que deja de renovarse y, por tanto, deja de nacer, lo que desemboca en la disminución progresiva de la cantidad de cabello del paciente.

 

La técnica FUE de microinjerto capilar.

La técnica FUE (Follicular Unit Extraction) es actualmente la técnica de microinjerto capilar más extendida, ya que ofrece resultados excelentes, permanentes y totalmente naturales.

Consiste en la extracción una a una de las unidades foliculares, para su posterior reubicación en las zonas a tratar, como pueden ser las entradas o la coronilla. Estas unidades foliculares pueden estar compuestas por grupos de 1, 2, 3 o hasta 4 folículos en algunos casos. Además, al tratarse de una extracción individual de cada unidad folicular no quedarán cicatrices visibles, a diferencia de la técnica FUSS -también conocida como técnica de la tira-, ya prácticamente en desuso.

Este nuevo pelo es permanente, ya que los folículos se obtienen de las áreas posterior y lateral de la cabeza, por lo que están genéticamente programados para crecer de por vida. Sólo podría producirse la pérdida estos injertos en caso de sufrir alguna enfermedad autoinmune que afectara a la caída del cabello, siendo esto de una probabilidad realmente baja.

En Clínica Planas realizamos la intervención con anestesia local acompañada de una suave sedación para que el proceso sea lo más cómodo posible para el paciente.

 

¿Se puede hacer un injerto capilar sin rapar la cabeza?

Algunas personas -especialmente hombres- que se plantean la posibilidad de realizarse un microinjerto capilar tienen una inquietud en común: ¿puedo hacerme un injerto capilar sin rapar la cabeza?

El motivo claramente es el deseo de realizar esta intervención de la forma más discreta posible; sin embargo, la respuesta dependerá de cada paciente y más específicamente de la técnica que se le haya de aplicar.

La técnica FUSS, que consiste en la extracción de una extensión de cuero cabelludo para obtener las unidades foliculares, sí permite realizar la intervención sin rapar la cabeza en algunos casos. No obstante, esta técnica está prácticamente en desuso, entre otros motivos porque deja una antiestética cicatriz en la zona donante.

La técnica FUE, que consiste en la extracción folículo a folículo y que es la más común actualmente, no se puede realizar sin rasurar previamente el cuero cabelludo. El motivo es que el rapado es necesario para conseguir la máxima densidad de injertos y que para extraer estas unidades foliculares sin que sufran daños deben medir menos de 1 milímetro.

Las personas que tienen el pelo realmente largo -mayoritariamente mujeres- tienen la posibilidad de rapar únicamente la parte trasera y lateral de la cabeza de manera que estas zonas se puedan tapar luego con el propio pelo, haciendo así el proceso mucho más discreto.

The post Recupera el pelo de tus entradas con el microinjerto capilar appeared first on Tu blog de medicina y cirugía estética – Clínica Planas.