Ácido hialurónico – Más agua y menos arrugas

This post was originally published on this site

Más agua y menos arrugas. Esta es la clave de los nuevos rellenos faciales a base de ácido hialurónico. Entre sus bondades destaca un mayor aporte de hidratación para la piel y un eficaz
“borrado” de las arrugas profundas que se instalan a partir de los 40.

Hay una serie de arrugas que no son el resultado de la expresión, sino del paso del tiempo. Son conocidas como “arrugas estáticas” y es el caso de los surcos nasogenianos, la comisura de los labios o “rictus” (el famoso código de barras) y algún que otro entrecejo muy marcado. En el caso de las arrugas del entrecejo, se pueden suavizar con el uso de la toxina botulínica, pero no se pueden eliminar a no ser que se recurra a un relleno como es el ácido hialurónico.

Relleno labios ácido hialurónico

“Para tratar las arrugas estáticas, se utilizan ácidos hialurónicos más o menos densos, según las necesidades del paciente. Sin embargo, lo más interesante son los nuevos hialurónicos que se usan hoy en día en la Clínica, y que tienen un gran potencial de hidratación. Estos nuevos ácidos permiten la hidratación a nivel molecular.  Hay que imaginarse la piel como una esponja que se va secando, y este relleno actúa como si la empapara de agua: recupera su volumen. Para diagnosticar el uso de este ácido hidratante, pellizcamos la piel a de las mejillas para calibrar el nivel de deshidratación. Si está reseca, es evidente que necesita agua y se realiza el tratamiento.

Con una gran capacidad para retener líquido, el ácido hialurónico se utiliza en implantes y rellenos para eliminar arrugas y pliegues de la piel, estimulando al mismo tiempo la producción de colágeno. El procedimiento consiste en inyectar la sustancia en los lugares donde se necesite ese “relleno”. Las inyecciones, generalmente bien toleradas, tienen escasos efectos secundarios (algunas rojeces, hinchazón, bultitos o dolor ligero), que desaparecen a los 2-7 días. No es una técnica dolorosa, sino más bien molesta, pues que el producto incorpora un anestésico para disminuir el dolor. El paciente puede hacer vida totalmente normal después de la sesión, ya que solemos aplicar una mascarilla de factor de
crecimiento que alivia la piel y elimina las rojeces.

hidratación ácido hialurónico

La técnica de relleno mediante ácido hialurónico es una técnica recomendada para aquellas personas que, a partir de los 40 años, desean eliminar las arrugas estáticas provocadas por el paso de
los años, mejorar el grosor y la proyección labial, definir un poco más el arco de cupido, elevar unas comisuras excesivamente caídas, corregir las arrugas en la zona superior del labio o las del entrecejo, o disminuir el rictus facial.

Todo ello sin modificar la expresión y mejorando el estado y calidad de la piel. Funciona igualmente en hombres y mujeres a partir de los 40. Y resulta perfecto para situaciones como la falta de elasticidad en la piel, la caída de tejidos y las arrugas estáticas.

La técnica de relleno con ácido hialurónico se puede incluir en tratamientos integrales como la mesoterapia, en los que se combina con la toxina botulínica o Botox para tratar las arrugas dinámicas; y también con vitaminas y oligoelementos.

Los resultados del relleno con ácido hialurónico son una piel mucho más hidratada, más elástica y más lisa. La técnica de relleno se realiza en una sola sesión. Se cita al paciente un mes y medio después para valorar los resultados (por si necesita alguna rectificación), y tiene una duración de hasta un año y medio.

The post Ácido hialurónico – Más agua y menos arrugas appeared first on Clínica Planas Blog.