TECNOLOGÍA – PRÓTESIS IMPRESA EN 3D CON ELECTROESTIMULADORES

La impresión 3D ha entrado con fuerza en el ámbito de la salud. Su capacidad para crear productos personalizados con materiales biocompatibles ofrece un inmenso campo de posibilidades para el sector. La ‘startup’ de Zaragoza Exovite, que acaba de ser elegida en la tercera edición de Lanzadera, ha logrado adaptar esta tecnología para poner fin a las molestas escayolas. Su sistema de inmovilización y rehabilitación para huesos rotos y lesiones musculares mejora la calidad de vida del paciente, al mismo tiempo que ayuda a optimizar los recursos en los tratamientos médicos. Y es que reduce a cinco minutos un proceso que habitualmente dura unas 20 horas, aplicando una forma de impresión 3D sobre la extremidad del propio paciente.

El sistema de Exovite cumple un doble objetivo: inmovilizar la zona lesionada y rehabilitarla. Para ello conjuga dos tecnologías: la impresión 3D y la electroestimulación. Para fabricar la férula personalizada a cada paciente, primero se utiliza un escáner 3D “capaz de capturar la imagen exacta de la extremidad”. Después, mediante un ‘software’ propio, genera el diseño de la férula que se envía a la impresora 3D. La ‘startup’ ha ideado este proceso con la intención de facilitar al máximo el trabajo del profesional sanitario. “El médico sólo tiene que poner unas pegatinas en los puntos donde empieza y acaba la férula y donde se colocan los electroestimuladores”, explica el CEO y cofundador, Juan Monzón.

La férula de Exovite. J. C.

La férula se imprime en 3D sobre el brazo o la pierna del paciente

El problema que detectó la empresa es que, con esta metodología, los tiempos se extendían hasta unas 20 horas de trabajo. El equipo de Exovite decidió entonces adaptar el sistema de impresión 3D “de una forma que hasta ahora nadie usaba”, según apunta Monzón. El resultado es que su tecnología, en proceso de patente, logra imprimir la férula “en un minuto sobre el mismo brazo del paciente”. Sumando el escaneo, todo el proceso se reduce finalmente a “cinco minutos”.

El CRO de Exovite, Lucas Pedrajas, y el CEO, Juan Monzón, con su sistema en Lanzadera. JOSÉ CUÉLLAR
 Exovite ha seleccionado una serie de materiales biocompatibles como termoplásticos y siliconas, que alcanzan 30º como máximo. La compañía necesitaba dar con materias primas que capaces de trabajar a temperaturas bajas, ya que se imprimen directamente sobre la piel del paciente. Además, el material empleado aportar resistencia y ligereza (tiene un peso inferior a 350 gramos).

La segunda función de su tecnología, la de rehabilitación, se consigue con un electroestimulador de baja frecuencia y un ‘software’ que “permite al médico dirigir el tratamiento y al paciente seguirlo con la máxima comodidad desde su domicilio”. Este dispositivo, que puede ser empleado desde el primer día de inmovilización gracias a la forma especial de la férula, no sólo mide la salud muscular, sino que sirve para ejercitar el músculo. “Cuando nos inmovilizan un brazo o una pierna, podemos perder masa muscular”, comenta Monzón. Pero su sistema “reduce el dolor gracias a la estimulación de baja frecuencia y mejora el proceso de soldadura del hueso”.

Exovite fue seleccionada en 2014 por la aceleradora de proyectos de Microsoft en Tel Aviv (Israel). Durante los cuatro meses que duró la experiencia, los jóvenes emprendedores aprovecharon para ultimar su tecnología, tanto en ‘software’ como en ‘hardware’. Fue allí donde se les ocurrió desarrollar una metodología que permitiese reducir al máximo los tiempos de la impresión 3D.

Exovite no cobrará por la instalación de sus máquinas en los hospitales o centros médicos, sino por las impresiones. “Es un modelo parecido al de Xerox”, indica Monzón. En Lanzadera, la aceleradora impulsada por Juan Roig, esperan consolidar su modelo de negocio basándose en el de ‘calidad total’ de Mercadona.“Queremos pasar de ‘startup’ a empresa”, afirma Monzón. Con ello, pretenden duplicar su plantilla de los cinco empleados de hoy hasta 10 y “adquirir el mayor número de clientes a nivel nacional”. Después, su hoja de ruta pasa por conquistar el mercado estadounidense, empezando por Boston. Para ello, la empresa necesita obtener el certificado de la FDA.

Más Información: http://www.exovite.com/en/immobilization-system/

2149 comentarios
« Comentarios anteriores

Trackbacks y pingbacks

« Comentarios anteriores

Los comentarios están desactivados.